Nuevo episodio de la sección ‘Mobility Leaders’. En ella, contamos con la experiencia y el testimonio de los expertos en movilidad sostenible y también de empresas comprometidas con la sostenibilidad. En esta nueva entrega, conocemos el compromiso de Bridgestone con la sostenibilidad y la movilidad sostenible. Y lo hacemos de la mano de José Manuel Ledo, quien es Director de Movilidad de la compañía.

La movilidad sostenible, ‘tarea’ también para el sector de la automoción

La necesidad de adoptar nuevos hábitos de transporte más sostenibles y eficientes es evidente y urgente. En este cambio de paradigma, el sector de la automoción debe adaptarse y contribuir a ello. José Manuel Ledo destaca que este sector es “símbolo del progreso que ha permitido el desarrollo económico y social”. No obstante, añade que también se ha convertido en “un factor contaminante”. Un hecho que se ha visto especialmente reflejado durante el confinamiento.

El Director de Movilidad de Bridgestone incide en que la movilidad “es imprescindible en nuestra sociedad”, pero recalca también la necesidad de apostar por una movilidad más sostenible. Solo así será posible alcanzar los objetivos de reducción de emisiones para 2050. Por tanto, el sector de la automoción debe continuar adaptándose a esta coyuntura y ser protagonista del cambio de modelo hacia uno más sostenible.

Bridgestone, uno de los principales proveedores de soluciones de movilidad

Bridgestone es consciente de ello y trabaja a diario para “poner toda nuestra capacidad y experiencia al servicio de la movilidad sostenible”. Tanto es así que la compañía está consolidándose como uno de los principales proveedores de soluciones de movilidad.

Para José Manuel Ledo, esta transformación es “una evolución natural” que responde a su propósito fundacional: “servir a la sociedad”. La organización, al ser uno de los actores principales de la automoción a nivel mundial, se ha visto exigida a “dar un paso más hacia delante”.

Por ello, explica Ledo, Bridgestone ha puesto toda su capacidad “al servicio de la lucha contra el cambio climático y a favor del desarrollo sostenible”. Esta capacidad se sustenta en tres pilares: la tecnología, la inversión en I+D y la fortaleza humana de la compañía. Según el Director de Movilidad, estos tres pilares, destacando especialmente el “potente equipo profesional”, les llevó a trabajar y apostar por la sostenibilidad.

Así es el taller fotovoltaico de Bridgestone

Entre los diferentes proyectos e iniciativas sostenibles, destaca el taller fotovoltaico situado en Sevilla. Es un símbolo ejemplar del firme compromiso con el medio ambiente. Dicho taller, explica Ledo, combina “la generación renovable del autoconsumo con las nuevas soluciones de movilidad para la recarga del vehículo eléctrico”.

En cuanto al autoconsumo, la mayor parte de la energía utilizada en el propio taller –más del 90%- es generada por los 72 módulos fotovoltaicos instalados en el tejado. Esto permite ahorrar 15 Tn de CO2 al año, según expone el Director de Movilidad de la compañía.

Por otra parte, este taller fotovoltaico también incentiva la movilidad eléctrica. Cuenta con un punto de recarga rápida de 50 kW de potencia. Gracias a este cargador, que está disponible en una zona de acceso público, el usuario puede recargar el 80% de la batería de su vehículo en menos de media hora.

Este punto de recarga puede ser usado “las 24 horas del día los siete días de la semana” y por cualquier persona. Se trata de un caso ejemplificador de cómo Bridgestone es “un actor más dentro de la infraestructura necesaria de recarga que tan demandada está hoy en día en nuestro país”, expresa el Director de Movilidad de la compañía.

 

Cómo Bridgestone fomenta la movilidad eléctrica

Este taller fotovoltaico se enmarca en la red ‘First Stop’, la red paneuropea de la compañía. El objetivo principal de la misma consiste en “buscar la mayor satisfacción del cliente, convertirnos en el taller de confianza de nuestros usuarios”.

Entre otros servicios, ‘Fisrt Stop’ destaca por su compromiso con la movilidad eléctrica. Los talleres de Bridgestone cuentan con “con cargadores para vehículos eléctricos o híbridos”. Por si fuera poco, la compañía también dispone “de un servicio móvil con estación de recarga para vehículos eléctricos que proporciona una recarga de urgencia de la batería en el mismo lugar en el que el conductor lo requiriese”.

Sin duda, esto último es una herramienta muy útil y que resuelve una necesidad importante de la movilidad eléctrica. Porque con este servicio se elimina uno de los principales obstáculos que un usuario puede encontrarse a la hora de usar un vehículo eléctrico: quedarse sin batería. El Director de Movilidad asegura que, con este servicio, este posible inconveniente “queda completamente solventado”.

Neumáticos alineados con la economía circular

El compromiso que mantiene Bridgestone con el desarrollo sostenible también se materializa durante toda la vida de sus neumáticos. En su proceso de fabricación, explica Ledo, se tienen en cuenta varios factores, como las materias primas y el uso de energías renovables.

Por otra parte, en cuanto al propio producto, la compañía lleva “años trabajando y desarrollando nuevas tecnologías y compuestos”. El objetivo de este trabajo es reducir la resistencia a las rodaduras y, así, disminuir también “el uso de combustibles y las consecuentes emisiones de CO2 a la atmósfera”, según el Director de Movilidad.

Por último, cuando el neumático deja de ser útil, se fomenta su reciclaje. De esta forma, Bridgestone se encuentra alineada con los principios de la economía circular. Desde su fabricación hasta que deja de ser útil, se pretende que el neumático sea lo más respetuoso posible con el medio ambiente.

¿Cómo es la movilidad actual?

Tal y como se ha comprobado a lo largo de este artículo, Bridgestone es una organización que se preocupa y trabaja por ser sostenible. Un ejemplo que han de seguir cuantas más empresas, mejor, porque aún existe mucho margen de actuación. José Manuel Ledo entiende que “la situación actual podríamos resumirla de una forma muy sencilla: queda mucho trabajo por delante y muchas oportunidades”.

Especialmente, el Director de Movilidad indica que es urgente “sobre todo, en los grandes núcleos urbanos como Madrid y Barcelona”. Y aunque es cierto que queda mucho camino, también reconoce “que se van dando pasos importantes”. Porque, según Ledo, cada vez existe una mayor concienciación y eso se ve reflejado en “las distintas iniciativas para fomentar la movilidad compartida, el uso de vehículos eléctricos, el uso responsable de los vehículos tradicionales de combustión, etc.”.

El fomento de una movilidad más sostenible, eficiente y segura “es una tarea que requiere el compromiso de todos”. De no ser así, José Manuel Ledo opina que “será más complicado alcanzar los objetivos que nos hemos marcado”. Unos objetivos que, asegura, buscan el beneficio social tanto para nosotros como paras generaciones venideras.