El tercer episodio de la nueva sección ‘Ciudades Sostenibles’ tiene a la ciudad Vallisoletana como protagonista. Para conocer la apuesta de Valladolid por la sostenibilidad y todas las medidas y actuaciones está emprendiendo, contamos con el testimonio de Luis Vélez, quien es concejal de Movilidad y Espacio Urbano.

Valladolid, ejemplo europeo en sostenibilidad

La ciudad de Valladolid se ha convertido en uno de los modelos y casos de éxito ejemplares para el resto del continente. Tanto es así que la ciudad vallisoletana es mentor y acompaña en el aprendizaje sobre buenas prácticas en movilidad sostenible a otras 13 ciudades europeas dentro del proyecto Prospect.

Pero, tal y como explica Luis Vélez, este no es el único proyecto europeo en el que participa Valladolid. También lo hace en otros como el Transforming Transport o el URBAN GreenUP. Este último ha permitido dar «un impulso a la renovación de la flota de autobuses y también a puntos de recarga de eléctrica para vehículos particulares, vehículos de última milla, etc.”.

El concejal de Movilidad y Espacio Urbano considera que la participación de Valladolid en estos proyectos europeos sirve “no solamente para enseñar sino también para aprender de otras experiencias y de otras ciudades” del continente. Además, también se consigue favorecer “el impulso a la movilidad” sostenible en la ciudad que se viene dando en los últimos años.

Valladolid participa en proyectos europeos

La trascendencia de la sostenibilidad

Ante la pregunta de por qué es necesario dar este impulso y apostar por la sostenibilidad en general y, en particular, la referente a la movilidad, Luis Vélez lo tiene claro. Afirma que “fundamentalmente, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”. Más de la mitad de los desplazamientos de lo vallisoletanos se realizan a pie. Este dato podría hacer pensar que ya está todo andado en el camino hacia la movilidad sostenible –nunca mejor dicho-.

Nada más lejos de la realidad. El concejal de Movilidad y Espacio Urbano afirma que todavía era posible “dar un paso más». Así las cosas, la conformidad no es una opción y se sigue trabajando para “ganar espacio para el peatón, para las personas». Y se hace impulsando «un mayor uso de la bicicleta en los desplazamientos diarios y también para darle una mayor calidad, seguridad y eficacia al transporte público”.

Por otro lado, también se han emprendido medidas orientadas para “aquellas personas que necesiten utilizar su coche particular”. Se garantiza que también puedan hacerlo “dándoles alternativas y posibilidades sin necesidad de atravesar el centro de la ciudad”. De esta forma, se consigue desviar el tráfico del centro hacia “otras vías alternativas de mayor capacidad”, según explica Luis Vélez.

La influencia de la Covid-19 sobre la movilidad

La pandemia de la Covid-19 ha influido en, prácticamente, todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana. Muy especialmente, a la movilidad. Sin olvidar que la pandemia ha generado una auténtica tragedia en forma de crisis sanitaria, social y económica, también ha ejercido una influencia positiva en cuanto a nuestros hábitos de transporte.

Luis Vélez considera que este nuevo contexto ha permitido “acelerar los planes y tener una mayor comprensión por parte de la ciudadanía y de los colectivos”. También ha colocado a la salud “en primera línea del objetivo que tenemos que marcarnos desde las administraciones”. En definitiva, se ha favorecido una mayor concienciación sobre “la necesidad de cambiar algunos hábitos y costumbres y de profundizar en algunas dinámicas más sostenibles en cuanto a movilidad”, como está ocurriendo en Valladolid.

Aunque no se trata de algo inédito ni improvisado. Luis Vélez manifiesta que muchas de las medidas ahora puestas en marcha ya habían sido “contempladas y, por tanto, aprobadas, debatidas y con procesos diferentes de participación pública”. Ya se habían recogido en los diferentes planes y documentos estratégicos de la ciudad durante los últimos 25 años. ¿Qué ha cambiado entonces? El edil vallisoletano mantiene que “ahora, como ha dicho el alcalde en algunas ocasiones, lo que se ha tenido es la valentía de ponerlo en marcha y de llevarlo a la práctica”.

Este momento ha servido para acelerar ese proceso de cambio en la mentalidad de la sociedad en general. Desde hace muchos años y de forma general, “las ciudades estaban diseñadas y pensadas para los coches”, según expresa Luis Vélez. Asegura también que este cambio de mentalidad está contribuyendo a darle la vuelta a la situación. Vélez cree que “se ve que es necesario, que debemos poner a las personas en el punto central y de referencia”. De esta forma, queda patente “la necesidad de ganar espacio para los peatones y de buscar otros modos pertenecientes a la movilidad activa”.

Valladolid y su compromiso con la movilidad sostenible

En el caso de la capital castellanoleonesa, esta situación que ha generado la Covid-19 y este cambio de mentalidad para colocar a las personas en el centro de las ciudades viene a acentuar un aspecto que ya estaba completamente asimilado como es la movilidad activa. Porque el compromiso de Valladolid es con la sostenibilidad, tanto general como en los desplazamientos. Una parte muy importante de los vallisoletanos se desplazan diariamente caminando o en bicicleta, por ejemplo. Unos hábitos que no son novedosos, sino que se remontan a varios años atrás.

Una de las claves que explican esta actitud de los ciudadanos ante la movilidad sostenible es el hecho de que “las decisiones que se tomen desde la administración vayan acompañadas del máximo consenso y de la mayor participación posibles”. El concejal de Movilidad y Espacio Urbano garantiza que el tema de la movilidad “tiene que ser algo vivo, en permanente análisis y estudio”. Además, para su correcto funcionamiento es esencial “la participación de los diferentes colectivos, vecinos, ecologistas, ciclistas, etc. pero también de la ciudadanía a nivel individual”.

Valladolid apuesta por la movilidad activa y sostenible

La movilidad ciclista en Valladolid

Muchas de estas decisiones de las que habla Luis Vélez se traducen en medidas y actuaciones. Estas se enmarcan en los diferentes planes estratégicos con los que cuenta la ciudad. La finalidad principal de los mismos es situar al “peatón y a las personas en el centro del objetivo”. Para ello, se favorece una movilidad más sostenible y eficiente a través de “desplazamientos en bicicleta, transporte público, etc.”.

Para lograrlo, existen diferentes medidas y actuaciones como, por ejemplo, las referentes a la movilidad ciclista. Luis Vélez explica que hace unos años se puso en marcha “una red de ciclocarriles y ciclovías con limitación a 30 en la ciudad, fundamentalmente en el centro pero también en conexión con los barrios”. Pero, tal y como comentaba el propio Vélez anteriormente, la movilidad está en continua evolución.

En la actualidad, Valladolid, en su apuesta por la sostenibilidad, ha dado un paso más y ha decidido ampliar la red de carriles bicis. La participación ciudadana ha jugado un papel crucial en esta decisión. Vélez afirma que “había una demanda razonable por parte de los usuarios como es una mayor seguridad en los desplazamientos en bicicleta». Y es que, a veces y en determinadas vías, «no es suficiente solo con la limitación de velocidad, sino que es necesaria la segregación con un carril bici”.

Valladolid, futura ciudad 30

Este es un ejemplo que representa la importancia de la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones. Luis Vélez la considera fundamental para lograr la “necesaria pacificación de las ciudades”. En la línea de este mismo objetivo, destaca el propio concejal el papel que jugará “la modificación del Reglamento General de Circulación que ha puesto en marcha la DGT”. Asegura que era una noticia que llevaban tiempo esperando. Porque, a pesar de que Valladolid tiene “mucho ya andado”, dicha modificación del reglamento “va a permitir cerrar el círculo y tener realmente una ciudad 30”.

El trabajo y compromiso con la movilidad sostenible no acaba aquí. A todo lo expuesto hay que sumar que desde el ayuntamiento siguen trabajando en el Plan Integral de Movilidad Urbana, Sostenible y Segura de la Ciudad de Valladolid. Vélez manifiesta que “ahora mismo el plan no está aprobado como tal, sino que el PIMUSS está en proceso de elaboración. Espero que en breve podamos someterlo a aprobación inicial”.

Sin duda, se trata de una prueba más del compromiso constante de Valladolid con la sostenibilidad en general y con la movilidad sostenible. Un compromiso del que hemos conocido todos los detalles a lo largo de este artículo. En próximos capítulos de ‘Ciudades Sostenibles’, seguiremos buscando municipios por toda la geografía española que, al igual que Valladolid, apuesten por la sostenibilidad.