Empresas más sostenibles de España

Las distintas empresas persiguen diferentes objetivos, siendo el más habitual conseguir la mayor rentabilidad económica posible. Para ello, vuelcan sus esfuerzos en mejorar el producto o servicio, reducir los costes, crecer y expandirse, entre otros muchos aspectos. Sin embargo, las empresas sostenibles compatibilizan el objetivo económico con el medioambiental. Además, alcanzar los objetivos económicos de forma sostenible está dejando de ser una opción para convertirse cada vez más en una necesidad.

La sostenibilidad, un valor fundamental

La sociedad se encuentra inmersa en una evolución constante. En otros tiempos, las cuestiones medioambientales, ecológicas y sostenibles no estaban a la orden del día. Sin embargo, estos temas acaparan en la actualidad la atención y preocupación de casi la totalidad de la población. De esta forma, este aumento del interés por dichas cuestiones se ha visto reflejado en diferentes ámbitos de las sociedades. El tejido empresarial no ha sido una excepción en este sentido.

Cada vez más, las empresas entienden que su actividad debe estar en consonancia con las cuestiones medioambientales. La creciente preocupación de los ciudadanos y la legislación en este tema han hecho que la sostenibilidad sea, más que una opción, una necesidad para las empresas. Muchos de los consumidores anteponen un producto o servicio sobre otro en función de si es o no sostenible.

Una elección que no solo realizan los compradores, sino también la propia administración. Una parte importante de las inversiones, subvenciones y contratos públicos se destinan a empresas que garantizan el desarrollo sostenible. Todo esto hace que cada vez sea mayor el interés por parte de la empresa para que su actividad sea sostenible.

Empleados de empresas sostenibles y con buena RSC

¿Qué es una empresa sostenible?

Entonces, nos surge la siguiente pregunta: ¿cómo pueden definirse las empresas sostenibles? Según un artículo de Ecoembes publicado en su página web, una empresa sostenible es aquella que tiene en cuenta los aspectos medioambientales y sociales, además del económico. De esta forma, dicha empresa crea un valor a corto y largo plazo. Este valor tiene que ver con el progreso actual y futuro, la mejora de la calidad de vida, la creación de bienestar, etc. Así las cosas, la empresa no consigue su objetivo económico de cualquier forma, sino que se hace garantizando el bienestar individual y social.

Para lograr que una empresa sea sostenible, es necesario que tanto su actividad como sus objetivos se ajusten a la responsabilidad social corporativa (RSC). Según el Observatorio de RSC, esta se trata de una forma de dirigir y gestionar las empresas de manera que controle su impacto sobre la sociedad en la que actúa. Algunas de las cuestiones que incumben a la RSC son el medioambiente, los derechos humanos, la protección de la salud, la defensa de los intereses de los consumidores, etc.

Cada empresa muestra un nivel diferente de preocupación y atención por estos asuntos referentes a la RSC. Cuanto mayor sea el grado de implicación sobre estas cuestiones, mayor será el índice de sostenibilidad de la empresa. Este tipo de índices son útiles para medir la responsabilidad de cada empresa en los ámbitos medioambientales y sociales.

Pero su utilidad no queda ahí. Según se explica en el artículo publicado en la web del BBVA y titulado Para qué sirve un índice de sostenibilidad, estos son necesarios para los inversores. De esta forma, tanto las inversiones públicas como privadas pueden decantarse por una u otra entidad en función de su nivel de sostenibilidad.

infografía principios rsc

Ránking empresas más sostenibles de España

En el artículo antes mencionado, se hace referencia al Índice de Sostenibilidad Dow Jones (DJSI) como uno de los más populares en el continente europeo. Desde 1999, este índice evalúa las acciones de las grandes empresas referentes a tres aspectos: económico, ambiental y social. De esta forma, todos los años elabora una lista con las diferentes compañías que presentan los mayores Índices de Sostenibilidad.

El listado más reciente de las empresas más sostenibles en Europa se dio a conocer en septiembre de 2019. Algo más de 300 compañías obtuvieron el DJSI necesario para figurar en dicha lista. Entre ellas, se encuentran quince empresas españolas.

Estas son las empresas más sostenibles de España, según el Índice de Sostenibilidad Dow Jones:

-BBVA

-Banco Santander

-Bankinter

-CaixaBank

– Amadeus

-Enagás

-Ferrovial

-Siemens Gamesa Renewable Energy

-Naturgy Energy Group

-Mapfre

-Iberdrola

-Inditex

-Telefónica

-Bankia

-ACS

Tal y como se puede comprobar, la naturaleza de estas empresas es muy variada. Encontramos desde entidades bancarias hasta aseguradoras, pasando por empresas textiles, energéticas o tecnológicas, entre otras. Esto ejemplifica que la problemática medioambiental y social es responsabilidad de toda la sociedad y, dentro de ella, del tejido empresarial al completo. Por ello, en la actualidad y cada vez con más fuerza, ser una empresa sostenible se ha convertido en un requisito casi indispensable.

Share

One Ping

  1. Pingback: Empresas sostenibles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *