Consejos para volver a la oficina en la nueva normalidad

sala de reuniones con proyector vacía

Con el fin del confinamiento y al haber ido avanzando en las distintas fases de la desescalada, hemos llegado a la llamada ‘nueva normalidad’. No obstante, esto no significa que el riesgo sanitario haya desaparecido. Es necesario seguir en alerta para evitar nuevos rebrotes. Por ello, para garantizar la salud de empleados y clientes, es fundamental seguir las recomendaciones sanitarias también en las oficinas. En este artículo te ofrecemos algunos consejos para volver a la oficina en la nueva normalidad.

La importancia de la distancia social

Una de las claves para evitar la propagación del virus y reducir la posibilidad de contagio es la distancia social. Mantener entre un metro y medio y dos metros de distancia es fundamental en esta nueva normalidad, también en la oficina. Es necesario que se eviten las multitudes en los espacios de trabajo y que pueda asegurarse la distancia social. Por dos motivos: en primer lugar, por la propia responsabilidad de la empresa con sus trabajadores y, en segundo lugar, porque la ley así lo obliga.

Así lo explica Eva Belmonte en un artículo publicado en la web Civio bajo el título Mascarillas y 1,5 metros de distancia hasta que el Gobierno dé por finalizada la crisis sanitaria. Belmonte afirma que el Decreto Ley que regula esta nueva normalidad obliga a las empresas a seguir ciertas pautas. Entre ellas, se incluye la de garantizar que se mantiene la distancia social, evitar aglomeraciones y potenciar el teletrabajo.

El teletrabajo, una opción a tener en cuenta

Con el teletrabajo, se evitan posibles contagios tanto en el puesto de trabajo como fuera de él. Muchos trabajadores se desplazan utilizando el transporte público, por lo que de teletrabajar, reducen aún más la posibilidad de contagiarse. De esta forma, trabajar desde casa se convierte en una opción muy a tener en cuenta para la vuelta a la oficina y la nueva normalidad. Manel Ferri, en su entrevista para Ciclogreen, anima a las empresas a que adopten el teletrabajo.

El trabajo en remoto no tiene por qué ser completo y para el 100% de la plantilla. Es recomendable que, en la medida de la posible, se permita y fomente el teletrabajo. No obstante, hay situaciones en las que no es posible y que resulta necesario que el trabajador se desplace hasta su puesto de trabajo. Se pueden hacer turnos en los que la plantilla rote entre el trabajo presencial y teletrabajo. De esta manera, la mitad de la plantilla se encuentra en la oficina y la otra mitad, en sus hogares.

La rotación puede ser semanal o diaria en función de las necesidades de la empresa y trabajadores. De esta forma, se sigue garantizando que se evitan aglomeraciones. Además, al haber solo en las oficinas la mitad de los empleados, es más sencillo asegurar la distancia de seguridad.

Empleada trabaja con mascarilla en la oficina lista para la nueva normalidad

Consejos para volver a la oficina en la nueva normalidad

En ocasiones, no es posible realizar el teletrabajo o, a esta solución, hay que añadirle otras complementarias para lograr la conciliación entre la vuelta a la oficina y la nueva normalidad. Según afirma Belmonte en el artículo antes mencionado, la empresa debe asegurar unas condiciones mínimas por ley.

Entre ellas, destacan las referentes a la ventilación y limpieza del espacio de trabajo según su protocolo, disponer de agua y jabón o geles hidroalcohólicos para que puedan ser utilizados por los empleados, etc. Y, en caso de que no se pueda garantizar la distancia social durante el desempeño del trabajo, la empresa está obligada a dotar de elementos de protección a los empleados que garanticen su salud –mascarillas, pantallas, trajes EPIs…-. En este sentido, la empresa debe disponer de dispensadores de geles y jabón en varios puntos. E incluso también debe contar con dispensadores de guantes desechables, por si fueran necesarios.

Otro de los consejos para volver a la oficina en la nueva normalidad es la instalación de mamparas y otras barreras físicas que ayuden a evitar los contagios. Se pueden instalar entre las mesas de los trabajadores, especialmente, en caso de que no pueda garantizarse la distancia social. Además, si en nuestro espacio de trabajo atendemos al público, esta medida es especialmente útil tanto para proteger la salud tanto de nuestros trabajadores como de los clientes o usuarios.

En el caso de que atendamos al público, se pueden colocar en el suelo pegatinas que indiquen la distancia que se ha de guardar. También se pueden pegar en las paredes carteles informativos sobre las medidas sanitarias, como la obligatoriedad de usar mascarillas.

claves para teletrabajar con éxito

El impacto psicológico de la vuelta a la oficina

Volver a la oficina después de tantas semanas puede tener un efecto tanto positivo como negativo en los empleados. Depende de la situación de cada uno de ellos. Mientas que para algunos puede ser un motivo de felicidad, para otros puede resultarles estresante. Además, con la situación de incertidumbre a causa de la pandemia, muchos de los empleados pueden sentir miedo o incertidumbre a la hora de volver a su puesto de trabajo.

Es lo que señala Mayte Rius en el artículo Cinco consejos para afrontar psicológicamente la vuelta a la oficina publicado en La Vanguardia. En dicho artículo, se recoge los resultados de la quinta ola del Barómetro Covid-19, que ha sido elaborado por la empresa Kantar. Esta encuesta revela que el 70% de los españoles no se sentirán completamente cómodos con la nueva normalidad hasta que no se encuentre y se facilite la vacuna contra la Covid-19.

Trabajar la salud mental

Ante esta situación, la empresa puede favorecer una mejor adaptación a las necesidades sanitarias en las oficinas. El regreso al puesto puede ser de forma escalonada y progresiva. Además, se debe potenciar, en la medida de lo posible, la socialización entre los compañeros de trabajo. Eso sí, garantizando en todo momento las medidas de protección.

Raúl Salgado, en el artículo publicado en la web de Telefónica y titulado Impacto del coronavirus en la transformación de los espacios de trabajo, incide en la necesidad de motivar a los empleados. Salgado cita en dicho artículo las palabras de Luis Miguel Garrigós, fundador y CEO de Rrebrand Strategic Design, quien asegura que la empresa debe interesarse por la situación de la plantilla, saber sus sensaciones en la vuelta al puesto de trabajo y conocer sus opiniones para diseñar dicha vuelta.

En definitiva, la vuelta a la oficina y la nueva normalidad nos obliga a todos a adaptarnos a una serie de medidas que garanticen nuestra salud individual y, con ella, la salud pública. La empresa debe ser consciente de ello y, además de garantizar las pautas marcadas por la ley, debe preocuparse por minimizar al máximo el riesgo de contagio entre sus trabajadores y clientes y preocuparse por la salud mental de ellos en este regreso a la llamada nueva normalidad.

Share

One Ping

  1. Pingback: Beneficios del teletrabajo, una solución consolidada - El Blog de la Movilidad Sostenible

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.