BlackRock avisa: la inversión será sostenible o no será

La sostenibilidad cuenta con un papel fundamental en muchos ámbitos, también en el empresarial. Una relevancia que viene de hace unos años y que, con el tiempo, aumenta cada vez más. Incide en, prácticamente, todos los sectores, como el de las inversiones y las finanzas. Tanto es así que la mayor compañía a nivel mundial de gestión de inversiones ha incluido la sostenibilidad como un eje central de su actividad. Descubre el porqué las inversiones sostenibles marcarán el futuro del sector.

Las inversiones sostenibles, cada vez más importantes

Tal y como hemos comentado en artículos anteriores, el éxito de una empresa u organización pasa por su RSC. Sin una responsabilidad social corporativa real y eficaz, cada vez será más complicado justificar la existencia de la compañía en cuestión en el mercado.

Ser sostenible social, económica y medioambientalmente se está consolidando como un requisito muy valorado entre los consumidores. Y, desde hace unos años, también entre los inversores.

Recientemente, el Parlamento Europeo definió cuáles son los criterios para considerar a una actividad empresarial como sostenible. El objetivo de la Unión Europea con ello es definir claramente cuándo una empresa es sostenible para así poder favorecer las inversiones sostenibles reales.

El caso de BlackRock

La apuesta por las inversiones sostenibles no solo proviene por parte de administraciones públicas, como puede ser la Unión Europea. También las organizaciones, empresas y entidades privadas están prestando especial atención a los criterios de sostenibilidad a la hora de invertir.

Por ejemplo, hemos de mencionar, entre las organizaciones que se preocupan por los criterios sostenibles, a BlackRock. Esta compañía de gestión de inversiones es considerada como la más grande del mundo. Con sede en Nueva York, tiene presencia en un sinfín de países de todo el planeta.

Pues bien, este ‘gigante’ de la gestión de inversiones ha decidido que la sostenibilidad será su principal estándar para invertir. Es lo que se afirma en la carta pública del Comité Global Ejecutivo de la compañía dirigida a sus clientes.

En dicha carta, se asegura que las inversiones sostenibles cuentan con el “potencial de ofrecer mejores resultados a los clientes”. Por ello, BlackRock ha decidido integrar la sostenibilidad en su labor como una pieza esencial.

Las inversiones sostenibles y los ESG

Esa integración de la sostenibilidad se ha producido en varios ámbitos: en la tecnología, en la oferta de sus productos, en la construcción de sus portafolios, etc. Pero quizás el paso más importante sea la importancia que BlackRock está otorgando a los denominados ‘riesgos ESG’.

Estas siglas hacen referencia –en inglés- a los factores ‘ambientales, sociales y de gobierno corporativo’. Estas variables gestionan el posible impacto que estos riesgos extrafinancieros pueden tener sobre el proyecto.

La compañía asegura, en la carta antes mencionada, que en todos los procesos de inversiones activas se tienen en cuenta estos factores. Además, también se está reduciendo al máximo los riesgos ESG en las estrategias activas. Para ejemplo, BlackRock está saliéndose de la inversión de productos de carbón térmico. El motivo es que, a medio y largo plazo, será difícil justificar la inversión en estos productos por su elevado impacto medioambiental.

Blackrock apuesta firmemente por las inversiones sostenibles

El futuro financiero pasa por ser sostenible

Estas estrategias y acciones expuestas, más otras muchas más que se están emprendiendo, evidencian la firme apuesta de BlackRock por las inversiones sostenibles. Laurence D. Fink, CEO de la compañía, explica en otra carta pública –en este caso, dirigida al presidente de BlackRock- las razones para colocar a la sostenibilidad en el centro de su actividad.  

En dicha carta, Fink vaticina un “cambio estructural de las finanzas”. El cambio climático, sus problemas y consecuencias están transformado el ámbito de las inversiones. Llegará un momento en el que, si una empresa no se preocupa por las cuestiones sostenibles y sus skateholders, no tendrá futuro viable en el mercado.

Tan convencidos están desde la mayor compañía de gestión de inversiones que incluso lanzan una especie de ‘ultimátum’. Según afirma Fink en dicha carta, BlackRock votará en contra de la administración y de la junta directiva de aquella compañía que no avance lo suficiente en materia de sostenibilidad

La influencia de la Covid-19

Si en los últimos años han adquirido mayor trascendencia los factores ESG, la pandemia ha rubricado esta tendencia. Especialmente, la situación generada por la Covid-19 ha puesto el foco en una de estas patas: la social.

Es la idea que se defiende en el artículo El Covid-19 inmuniza el auge de la inversión responsable. El mismo está firmado por Vera Castelló y publicado en el medio de comunicación Cinco Días. En él, Castelló cita a Ophélie Mortier, estratega de inversión sostenible y responsable en DPAM.

Mortier afirma que en los últimos años, las organizaciones se habían centrado muy concretamente en el aspecto medioambiental. Aunque este siga siendo importante, la pandemia ha influido en que el factor social no se quede atrás y adquiera también protagonismo y trascendencia.

La periodista Castelló también recoge las declaraciones de Ana Rivero, responsable de estrategia de mercado y ASG de Santander AM en nuestro continente. Rivero apunta a que las inversiones que tengan en cuenta los factores ESG cobrarán cada vez una mayor importancia.

Y es que esta pandemia de la Covid-19 ha rubricado la vital trascendencia de la sostenibilidad en las empresas. Una idea que lleva vigente desde hace unos años y que, año tras año, cobra más fuerza. También en el mundo de las inversiones, en el que ser sostenible está dejando de ser una opción para convertirse en un requisito indispensable.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *