Empresa saludable, claves para llegar a ser una de ellas

Las empresas no son ajenas a la salud de sus empleados, sino que por ley y por su Responsabilidad Social Corporativa, deben preocuparse por esta. Resulta esencial que tanto en el entorno laboral como en la vida diaria de los trabajadores, la empresa fomente y ayude a tomar hábitos saludables entre su plantilla. Las diferentes actividades que las empresas pueden poner en marcha para ser consideradas como empresas saludables se pueden dividir en tres grandes bloques.

En primer lugar, las medidas que deben cumplir por ley en materia de prevención de riesgos laborales. En segundo lugar, aquellas encaminadas a favorecer que los empleados tengan un estilo de vida más saludable. Y, por último, favorecer e incentivar que los trabajadores realicen actividad física.

Prevención riesgos laborales

Cuando hablamos de la salud de los empleados en el ámbito empresarial, lo primero que se nos suele venir a la mente es la prevención de los riesgos laborales. Estos se pueden definir como todos los daños o riesgos que el empleado puede sufrir derivados de su trabajo. Desde el año 1995, está regulado por ley que la empresa está obligada a velar por la seguridad de los trabajadores a su cargo.

De esta forma, las compañías deben cumplir por ley una serie de requisitos y condiciones en el puesto de trabajo encaminados a, citado textualmente del Boletín Oficial del Estado, “elevar el nivel de protección de la seguridad y la salud de los trabajadores”. En la web de INVASSAT (Institut Valencià de Seguretat i Salut en el Treball de la Generalitat Valenciana) se citan las principales obligaciones de la empresa en materia de la prevención de riesgos laborales. Entre ellas, podemos destacar la elaboración de un plan en dicha materia, formar a los trabajadores, adoptar un modelo de organización preventiva, etc.

La prevención de accidentes y riesgos laborales debe ser un primer paso. No obstante, no es el único que hay que dar en el ámbito de la salud de los trabajadores. Es lo mínimo que las empresas saludables deben garantizar por ley, pero nuestra responsabilidad social corporativa debe hacernos ir más allá.

empleados felices y saludables en empresa saludable

Fomentar una vida saludable

Otro de los pasos que la empresa ha de dar en relación con la salud de sus empleados consiste en fomentar un estilo de vida lo más saludable posible. Esta acción responde a un objetivo doble. Por un lado, debemos ser conscientes de que los aspectos personales de los trabajadores deben preocuparnos porque estos constituyen el patrimonio más importante de las empresas, y su salud debe importarnos. Y, por otro lado, el estado de salud de los empleados puede repercutir tanto positiva como negativamente sobre la actividad empresarial.

Es por ello por lo que la empresa saludable debe fomentar hábitos y prácticas que garanticen la salud de sus empleados. En este sentido, se pueden poner en marcha múltiples y variadas iniciativas. En el blog de prevención de riesgos laborales del IMF Business School encontramos algunas de las medidas que podemos llevar a cabo. Una de las primeras debe ser incentivar las prácticas saludables en la vida diaria de nuestros empleados.

Podríamos empezar por dotar de información sobre cómo llevar una alimentación y nutrición saludables mediante seminarios o con el envío de artículos de especialistas a través de los canales de comunicación interna. Pero no debemos pensar que esto solo pertenece al ámbito personal de cada trabajador. En nuestro espacio laboral debemos ofrecer la posibilidad de llevar esa dieta sana. Por ejemplo, en los comedores debemos garantizar que entre los diferentes menús exista uno más saludable como una de las alternativas. Por otro lado, debemos asegurarnos de que se ofrezcan también frutas en las zonas de descanso donde suele haber habilitadas máquinas expendedoras o cafeteras.  

En el mencionado artículo, se recogen otras prácticas encaminadas a mejorar la salud de los empleados. Entre ella, destacan sensibilizar sobre el tabaco y sus efectos perjudiciales para la salud, fomentar la salud mental – abordar el asunto del estrés y otras patologías- o promover la actividad física. En esto último, la empresa cuenta con numerosas posibilidades.

descarga infografía beneficios empresa saludable

Incentivar la actividad física, clave en la empresa saludable

Uno de los pilares fundamentales para nuestra salud y para conseguir un estilo de vida lo más saludable posible es la actividad física. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que es necesario realizar alrededor de 150 minutos de actividad física a la semana. La empresa, para llegar a ser considerada una empresa saludable, debe ayudar a conseguir este objetivo de diversas formas.

Una de ellas es fomentar que los trabajadores se desplacen a su lugar de trabajo caminando o en bicicleta en vez de utilizar otras formas de transporte como el coche o el transporte público. De esta forma, se consigue establecer una rutina diaria de actividad física que nos ayuda a alcanzar el mínimo semanal.

Pero no solo en el modo de transporte puede facilitar la empresa la actividad física. Se pueden organizar diferentes tipos de eventos en los que nuestros empleados practiquen deporte. La empresa podría poner en marcha campeonatos de fútbol, baloncesto, tenis, pádel… organizar carreras o medias maratones o incluso preparar sesiones de team building entre las que se incluye la práctica deportiva. Con todas estas actividades, se logra no solo la salud física de nuestros empleados sino también la mental. El deporte ayuda a reducir el estrés, produce bienestar y mejora el funcionamiento cognitivo.

Por todo lo expuesto, vemos que incentivar una vida saludable entre nuestra plantilla y preocuparnos por su salud no solo es deseable sino que es necesario. La empresa debe dar un paso más allá y no limitarse a lo que circunscribe la ley sobre la prevención de riesgos laborales, sino que por su RSC y si quiere alcanzar el título de empresa saludable debe procurar que sus empleados gocen de salud.

Share

2 Pings & Trackbacks

  1. Pingback: Principales beneficios de ir en bici al trabajo - Ciclogreen

  2. Pingback: Las emisiones de tipo 3 y su relación con la huella de carbono - Ciclogreen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *