Principales beneficios de ir en bici al trabajo

Podríamos pensar que la bicicleta se destina principalmente al ocio y se usa para disfrutar de un rato al aire libre y hacer deporte, pero también se utiliza a menudo como modo de transporte para desplazamientos habituales. Por ejemplo, el último estudio de la RCxB revela que el 26% de los españoles utilizan la bici para desplazarse hasta su lugar de trabajo, el denominado “bike to work” o, simplemente, ir en bici al trabajo. Una forma de desplazarse que no deja de crecer. ¿A qué se debe? Descubre los beneficios de ir en bici al trabajo.

Coche CompartidoÍndice de contenidos

Beneficios para el empleado de ir en bici al trabajo

Los beneficios de ir en bici al trabajo son múltiples. En primer lugar, repercute positivamente en la salud de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la actividad física reduce considerablemente el riesgo de enfermedad. Sin embargo, los datos recopilados a nivel mundial cifran en un 23% los adultos que no realizan una actividad física suficiente. Casi una cuarta parte de las personas en edad laboral no se ejercitan todo lo que deberían, con los riesgos para la salud que ello conlleva.

Dejar el coche aparcado y desplazarnos en bici al trabajo, además de permitir al empleado conseguir alcanzar la meta semanal de actividad física, le ayudará a reducir el riesgo de padecer enfermedades tales como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, hipertensión, cáncer, depresión, etc. Si añadimos en la rutina diaria una alimentación equilibrada, ir en bici al trabajo adelgaza ya que otro de los beneficios de la actividad física, además de evitar enfermedades, es mantener el peso y favorecer el equilibrio calórico diario. 

El único freno que puede existir para que los empleados opten por desplazarse en bicicleta es la sudoración natural del cuerpo. Pero no es una barrera imposible de superar. La empresa, además de instalar duchas y habilitar espacios para que los empleados se cambien, puede ofrecer consejos en ese sentido. Evitar las horas de mayor temperatura y exposición al sol. Llevar toalla deportiva,  ropa transpirable y una muda. Salir con tiempo para no tener que circular a una alta velocidad… son algunos de los mejores consejos.

Beneficios para la empresa de ir en bici al trabajo

Conseguir que los empleados vayan en bici al trabajo repercutirá positivamente en la empresa. Si los empleados mejoran su salud y calidad de vida, mejorarán también su rendimiento y productividad. Un ejemplo en el que se puede ver con mucha claridad este hecho es en las bajas médicas. Según The Adecco Group Institute, el absentismo laboral en 2018 supuso la pérdida de 5.000 millones de euros. Un alto porcentaje de ese absentismo laboral se debe a las contingencias comunes, entre las que se encuentran las bajas médicas por enfermedad. Promover que nuestros empleados se desplacen en bicicleta hasta su puesto de trabajo mejorará su salud, reduciendo así las bajas médicas y aumentando la productividad.

Además de reducir las pérdidas por absentismo laboral, la empresa puede disfrutar de otros beneficios vinculados a que sus empleados se desplacen en bici. También se reducen las horas que se pierden por atascos, ya que es uno de los problemas que se evitan al usar este vehículo en lugar del coche. Si sumamos esas horas perdidas por atascos y tráfico a las perdidas por absentismo, a lo largo de un año suponen una cifra a tener en cuenta para la empresa. Cifra que se multiplica cuantos más trabajadores se tengan contratados.

Por otro lado, la empresa ahorrará en inversión para el suelo destinado a aparcamientos o, si es de su propiedad, puede darle un uso diferente. En el caso de ahorrar dicha inversión, parte de esos fondos se pueden destinar a acondicionar las instalaciones para promover el uso de la bici. Cuantos más trabajadores se sumen a la iniciativa de pedalear en vez de conducir, conseguiremos una mayor protección del medio ambiente. Esto, a su vez, favorece otro beneficio empresarial: mejorar la imagen corporativa. Promover que los empleados usen la bici para desplazarse al trabajo testifica que nuestra empresa está comprometida con la lucha contra el cambio climático.

Beneficios medioambientales

Un beneficio principal de ir en bici al puesto de trabajo repercute en el planeta: se reduce la contaminación y la huella de carbono. Además, se ha de tener en cuenta la disminución de la contaminación acústica y del gasto energético frente a otro tipo de transportes, como el coche o el autobús.

La Organización de las Naciones Unidas alerta de la subida de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y de los gases de efecto invernadero. De continuar con esta tendencia, las consecuencias para nuestro planeta serían muy serias. La meta que se han propuesto los países miembros es no superar el aumento de 1,5 ºC de temperatura del planeta en este siglo. No obstante, a este ritmo se prevé que el aumento sea de 3,2 ºC, lo que supondría considerables catástrofes medioambientales.

Los expertos que pertenecen al programa de la ONU para el medio ambiente apuntan directamente al transporte. Instan a los gobiernos de los Estados miembros a “descarbonizar” los coches y autobuses. El sector del transporte representa una parte importante de las emisiones de CO2. Ir en bici al trabajo se plantea como una ayuda necesaria para reducir dichas emisiones y cumplir el objetivo de no superar el 1,5 ºC de aumento de temperatura en el presente siglo.

Share