Consejos y lugares para aparcar la bici en Sevilla

Parking para bicicletas señalizado

Cada vez son más los que apuestan por la bicicleta como modo de transporte preferido y más utilizado para los desplazamientos diarios. En este artículo, te explicamos cómo aparcar la bicicleta para prevenir posibles robos. Además, te mostramos también algunos puntos para aparcar la bici en Sevilla y cómo hacerlo cuando acudes a tu puesto de trabajo.

Miedo al robo, un obstáculo

Uno de los frenos más comunes a la hora de decantarse o no por utilizar la bicicleta para desplazarse tiene que ver con cómo y dónde dejarla aparcada. El miedo a que te la roben impide en numerosas ocasiones inclinarse por ella y acabas escogiendo otros modos de transporte.

Sobre este problema del robo de bicicletas se hace eco el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en su Manual de Aparcamientos de Bicicletas. El IDAE no solo menciona el robo como “uno de los factores de disuasión más grandes”, sino que también hace referencia a un efecto colateral. El miedo a perder la bicicleta hace que los usuarios opten por usar unos modelos más antiguos y de peor calidad. Esto, a su vez, refuerza aún más el desánimo del usuario a utilizarla.

Cómo aparcar la bici de forma segura

Pero, siguiendo una serie de recomendaciones y medidas, podremos aparcar nuestra bici de forma segura y sin temor a que sea sustraída. El periodista Ángel de los Ríos ofrece varios consejos en un artículo publicado en la web de Diario Sur bajo el título Cómo aparcar la bicicleta y evitar que te la roben. En primer lugar, es importante fijar las ruedas y el cuadro. Lo idóneo es utilizar un candado para la rueda delantera y otro distinto para la trasera. Además, hemos de pasar al menos alguno de ellos por el cuadro. En caso de no disponer de dos candados, es preferible que asegures el cuadro y la rueda delantera.

Mujer aparca su bici en bicicletero público

Por otro lado, en dicho artículo se recomienda llevar contigo el sillín, luces y la cesta si estos elementos no están fijos en la bicicleta. En muchas ocasiones, si el ladrón no puede hacerse con todo el botín, es probable que no se vaya de manos vacías y sustraiga aquello que pueda. Por ello, es preferible llevar estos elementos contigo en una mochila, por ejemplo, y volver a incluirnos en la bicicleta cuando vuelvas.

Es fundamental que la infraestructura donde aparcamos nuestra bici no esté deteriorada. Y, también, que el soporte esté correctamente anclado en el suelo. En este sentido, lo ideal es que el aparcamiento se encuentra en una zona visible y concurrida. Esto disminuirá la posibilidad de robo. Por último, de los Ríos recomienda utilizar candados de tipo ‘U’ y no con cables, ya que estos últimos son menos eficaces al ser más fáciles de cortar.

Pedalear, una tendencia en aumento

Las ciudades son conscientes de la creciente demanda en los últimos años de la bicicleta como forma de transporte. Así lo confirma el último estudio de Red de Ciudades por la Bicicleta (RcxB). Dicho estudio revela que algo más de la mitad de los españoles entre los 12 y 79 años utilizan la bicicleta con alguna frecuencia.

Este informe recoge la tendencia creciente del uso de la bicicleta para los desplazamientos diarios. Así las cosas, el 25,9% de los españoles escogen esta forma de transporte para ir a trabajar. El 31,4% pedalean para ir a estudiar. Y en la mayoría de los casos, esta forma de transporte más sostenible sustituye al uso del coche o de la moto.

Ante esta consolidación de la bicicleta como modo de desplazarse, los municipios han dado respuesta a las necesidades que han ido surgiendo. De esta forma, ciudades como Sevilla cuentan con servicios municipales de préstamo y alquiler de bicicletas. Además, cuenta con numerosos kilómetros de carril bici y con zonas habilitadas para el aparcamiento de las mismas.

Aparcar la bici en Sevilla

Entre los aparcamientos de bicicletas públicos, destaca los que ofrece la Universidad de Sevilla en sus diferentes facultades. La US cuenta con 35 bicicleteros -20 de acceso restringido y 15 abiertos- situados estratégica y cercanamente a las diversas facultades. En total, entre plazas abiertas y restringidas, se encuentran disponibles más de 2.500 plazas para aparcar las bicicletas. Esto incentiva que los estudiantes universitarios acudan a sus clases en bicicleta, pues pueden aparcarlas casi en la misma puerta en la mayoría de los casos. Esto favorece que aparcar la bici en Sevilla sea más fácil que en otros lugares.

Por otro lado, podemos optar por dejar nuestra bicicleta en un parking privado, siendo esta opción más segura y eficaz a la hora de evitar los robos. En Sevilla, al igual que en otras ciudades como Madrid, Barcelona o Zaragoza, se encuentra Don Cicleto, que es una red de aparcamientos seguros, cubiertos y vigilados.

Este aparcamiento cuenta con varias ventajas frente a un aparcamiento de la vía pública. Por ejemplo, en caso de lluvia, al estar cubierto, evita que la bici se moje y deteriore. Por otro lado, los usuarios de Don Cicleto cuentan con un seguro de robo de hasta 3.000 euros. Además, disponen de bombas y herramientas por si hicieran falta.

En el caso de la capital sevillana, el aparcamiento Don Cicleto se encuentra ubicado en la plaza Rafael Salgado s/n, en el barrio de Bami. Este aparcamiento, que está abierto las 24 horas del día, dispone de dos accesos, desde las calles Castillo de Alcalá de Guadaira y Castillo de Constantina.

Facilidades para aparcar la bici en el trabajo

Ir en bici al trabajo conlleva un importante número de beneficios tanto individualmente como para la sociedad en general. En cuanto al propio usuario, aquel que apueste por acudir a la oficina pedaleando ahorrará una cantidad considerable de dinero con respecto a otros métodos de transporte como el coche o el transporte público. Por otro lado, mejorará su salud al realizar actividad física y evitará el tráfico al poder ir por el carril bici.

En cuanto a las ventajas sociales, la bicicleta es una de las formas de desplazarse más respetuosas con el medioambiente, puesto que no emite gases contaminantes ni produce contaminación acústica. No obstante, para poder disfrutar de todos estos beneficios y ventajas, es necesario, además de la voluntad de la persona en cuestión, que esta encuentre facilidades para poder utilizar la bicicleta en sus desplazamientos diarios.

Punto para aparcar la bici en Sevilla

Anteriormente, hemos comentado que la Universidad de Sevilla dispone de bicicleteros en el entorno más cercano de sus facultades, ya sean públicos o restringidos. Lo ideal es que en los edificios empresariales ocurriese lo mismo. En el caso de que no pudieran ser bicicleteros públicos, sería oportuno que se encargarse la empresa de ofrecer uno a sus empleados, como ocurre habitualmente con los aparcamientos para coches. Cuantas más empresas adopten esta medida, más sencillo será aparcar la bici en Sevilla.

Además de asegurar que los empleados cuentan con un espacio donde poder aparcar la bicicleta, las empresas con mejor RSC suelen poner en marcha otras medidas como incentivos fiscales o la instalación de vestuarios con duchas para fomentar esta forma de transporte. Todo ello porque gracias a este modo de desplazarse, conseguimos numerosos beneficios individuales, sociales y medioambientales, además de lograr unas ciudades más limpias y con menos atascos.

Share

3 Pings & Trackbacks

  1. Pingback: Los 5 mejores sitios para aparcar tu bicicleta - Ciclogreen

  2. Pingback: Plan de Transporte al Trabajo: clave para las empresas - Ciclogreen

  3. Pingback: Mobility Leaders: Entrevista a Carlos Mazón (ConBici) - Ciclogreen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.