Plan de Transporte al Trabajo: clave para las empresas

Joven de espaldas mira unos altos rascacielos verdes

La movilidad sostenible atañe a toda la sociedad: ciudadanos, gobiernos y tejido empresarial. Las empresas, por la responsabilidad social corporativa que adquieren con su entorno y sus empleados, han de favorecer esta movilidad más eficiente y sostenible. En este sentido, es clave que las distintas compañías apuesten por redactar su Plan de Transporte Sostenible al Centro de Trabajo o Plan de Transporte al Trabajo (PTT).

¿Qué es un Plan de Transporte al Trabajo (PTT)?

Como su propio nombre indica, un PTT ha de ser el proyecto o programa estratégico que una empresa elabore en referencia a la movilidad que su actividad provoca. Es decir, según el IDAE, son un conjunto de medidas cuyo objetivo es racionalizar los desplazamientos de empleados, clientes y proveedores.

Estas medidas y actuaciones que se recogen en el PTT deben tener un propósito común: fomentar una movilidad más sostenible, eficiente y segura. Se trata de evitar lo máximo posible que se utilice el vehículo privado diariamente para acudir al puesto de trabajo.

En su lugar, la empresa ha de incluir en dicho plan líneas estratégicas que fomenten la movilidad ciclista, eléctrica, activa, en transporte público, etc. De esta forma, se logra reducir los problemas sociales, económicos y medioambientales derivados del uso del vehículo privado para los desplazamientos laborales.

La Importancia de redactar un buen un PTT

Las ciudades llevan tiempo manifestando necesidades en torno a la movilidad. Los coches privados monopolizan gran parte del espacio público. La situación, que en muchos casos es límite, está llevando a los distintos municipios a actuar. El objetivo: que las personas se encuentren en el centro del rediseño de la ciudad.

En esa tarea juega un papel fundamental los desplazamientos con motivo laboral. No obstante, este tipo de movilidad apenas se tiene en cuenta. Es la tesis que se extrae del libro ‘La movilidad al trabajo, un reto pendiente’. En la sección ‘Mobility Leaders’, entrevistamos a su autor Manel Ferri, uno de los mayores expertos de movilidad.

Por tanto, es necesario prestar más atención y no olvidar la movilidad específica al trabajo cuando se aborda el problema general. Entre otras cuestiones, porque redactar y llevar a la práctica un Plan de Transporte al Trabajo puede ser incluso obligatorio en algunos casos.

Legislación sobre los Planes de Transporte al Trabajo

A nivel nacional nos encontramos con la Ley 2/2011 de Economía Sostenible, que obliga a las empresas de más de 400 trabajadores por turno a la elaboración de un PTT. Aunque esta normativa no sanciona, a nivel autonómico si encontramos leyes redactadas de forma que su incumplimiento puede acarrear multas de varios miles de euros .

Haciendo un repaso por algunas comunidades, en el caso de Cataluña según el Acuerdo de Gobierno GOV/127/2014, para los centros de trabajo y empresas públicas, aquellas con más de 200 trabajadores por turno han de tener un PTT. En cuanto a las privadas, esta cantidad asciende a los 500 empleados. Además, los centros de generadores de movilidad que superen el medio millar de visitantes también deben contar con un plan de movilidad.

De igual modo ocurre en la Comunidad Valenciana. En este caso, la Ley 6/2011, de 1 de abril, recoge que, en función de varias características y parámetros (nuevas instalaciones deportivas, de ocio, hoteleras…de más de 10.000 m2), la redacción del plan de movilidad será obligatoria. En cuanto a Asturias, la Ley del Principado 12/2018, de 23 de noviembre, garantiza el fomento de los PTT para aquellos centros que cuenten con 200 o más trabajadores o que reciban más de 2.000 visitantes.

plan de transporte al trabajo y electrificación

Ayudas al PTT: el Plan MOVES II

El Plan MOVES es un programa del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía que ofrece incentivos a la movilidad sostenible y eficiente.

La cuarta línea de actuación del pasado Plan MOVES II hacía referencia a la “implantación de medidas contenidas en Planes de Transporte al Trabajo en empresas”. De esta forma, las distintas compañías podían beneficiarse de hasta 500.000 euros para llevar a cabo las actuaciones de su PTT. Aunque actualmente este programa finalizó en septiembre de 2021, es muy posible que se vuelvan a destinar partidas presupuestarias para el desarrollo de los Planes de Transporte al Trabajo en los posteriores planes moves que están por llegar.

Por otro lado, existen otro tipo de ayudas como la que se recoge en la Ley de Haciendas Locales de 2004. De esta manera, los sujetos pasivos que tributen por cuota municipal y que cuenten con un PTT pueden optar a una bonificación fiscal de hasta el 50%.

Los pasos para conseguir un PTT efectivo

A la hora de elaborar un plan de estas características, hay que tener en cuenta una serie de pasos que son imprescindibles para que sea eficaz. En primer lugar, los responsables de redactar el Plan de Transporte al Trabajo han de realizar un estudio previo. Es fundamental conocer las características, problemas y deficiencias de la empresa en movilidad para que la estrategia y las medidas que se adopten lleguen a funcionar.

En segundo lugar, se ha de tener en cuenta la participación de la comunidad de empleados. Las medidas que se recojan en el plan han de necesitar el consenso de todos los estamentos empresariales. Si el plan es diseñado tan solo por un sector de la compañía, es complicado que la mayoría lo asuman y cambien sus hábitos. Igualmente, en esta parte ha de incluirse las relaciones con la administración local. Esta puede ofrecer asesoramiento y la empresa debe exponer las necesidades en temas como infraestructuras o líneas de transporte público.

Una vez identificados los problemas y habiendo escuchado la opinión de los trabajadores, es hora de diseñar las medidas que den solución a las deficiencias. El paso siguiente sería emprender esas actuaciones y, por último, tras haber pasado el tiempo estimado, comprobar si los resultados son los esperados.

Actualización de los PTT: teletrabajo

El trabajo en remoto, que ha adquirido fuerza a partir de la situación generada por la Covid-19, ha supuesto también una medida eficaz en el ámbito de la movilidad sostenible. Gracias al teletrabajo, se eliminan los desplazamientos que son evitables, por lo que se logra reducir también las emisiones de CO2.

El plan de transporte al trabajo debe incluir el teletrabajo

Por tanto, el teletrabajo ha de contemplarse en el Plan de Transporte al Trabajo de nueva redacción o incluirlos en los ya redactados. Se puede ofrecer también como una opción parcial. Es decir, el trabajador puede acudir dos o tres días al centro de trabajo y el resto de días de la semana, trabajar en remoto.

En definitiva, los PTT garantizan el compromiso empresarial con el medio ambiente pero también con sus propios empleados. Porque, promoviendo la movilidad sostenible, se consigue luchar contra el cambio climático pero también se mejora la calidad de vida de nuestra comunidad de trabajadores.

Share

3 Pings & Trackbacks

  1. Pingback: La recuperación económica sostenible, una necesidad - Ciclogreen

  2. Pingback: Planes de Transporte al Trabajo y movilidad sostenible según IDAE -

  3. Pingback: 30 Días en bici by Ciclogreen: el reto de la movilidad ciclista - El Blog de la Movilidad Sostenible

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.